sábado, 22 de julio de 2017

Tribunal Contencioso Administrativo de Loja determina que Rector de la UNL no era AUTORIDAD NOMINADORA para el caso de ex Coordinador de Plan de Contingencia de la UNL


El Tribunal Contencioso Administrativo de Loja expidió sentencia el 13 de julio de 2017, dentro del proceso judicial seguido por Pablo Cabrera Ordóñez en contra del CES y la CIFI-UNL que presidió Tomás Sánchez Jaime. La demanda impugnó la Medida urgente 003 mediante la que se removió al demandante de su cargo de Coordinador del Plan de Contingencia de la UNL. La sentencia se encuentra en firme por no haberse interpuesto recurso alguno.



Su argumento central era que al haber sido contratado por el Rector de la UNL, sólo él como AUTORIDAD NOMINADORA podía haberlo removido de sus funciones.

El Tribunal mediante su sentencia deja en claro que esto no es así, ya que la autoridad nominadora para estos cargos era el Consejo Universitario, que no existía y al estar intervenida la UNL, las Medidas Urgentes expedidas gozan de legitimidad y legalidad. No son normas aisladas las reglas jurídicas, sino parte de un sistema que se debe interpretar en conjunto con todas las normas del ordenamiento jurídico.


Si el Tribunal Contencioso Administrativo de Loja deja en claro la supuesta controversia de que la AUTORIDAD NOMINADORA y superpoderosa de la UNL es el Rector, ahora se empieza a caer mediante los pronunciamientos institucionales que el Estado tiene, que al no haberse permitido ingresen los docentes ganadores del concurso de méritos y oposición, es un acto que vulneró sus derechos constitucionales y legales, así como ha provocado graves perjuicios a la UNL. 


Revise la sentencia completa haciendo clik: Sentencia Tribunal Contencioso Administrativo 



martes, 18 de julio de 2017

Representantes docentes al CAS de la UNL, no podrían haber sido electos con reformas del CES al Reglamento de Escalafón Docente


El CES el 12 de julio de 2017 hizo reformas al Reglamento de Escalafón Docente. Entre ellas como se puede observar en su boletín de prensa No. 28 impide que docentes ocasionales ahora denominados de apoyo administrativo, puedan elegir o votar en las elecciones de Rector, Vicerrector y cogobierno




Sin embargo en la UNL el 20 de febrero de 2017 se dio amplia libertad (al Rector) para que docentes ocasionales o contratados pudieran votar. Incluso se permitió que se desvinculara a docentes respecto de los que se tenía la sospecha no eran afines a los intereses electorales de las autoridades, Rector y Vicerrectora. Con ello, obviamente los docentes contratados dieron el triunfo a los representantes docentes que ahora conforman el Consejo Académico Superior (CAS). 



Quedan muchas interrogantes, entre otras: Se puede tan groseramente amarrar una elección de esta forma y que no pase nada?. Parece que sí, pero también parece que el CES de ahora, se dio cuenta que debía no permitir que estas prácticas ejemplares se reprodujeran por todo el país desde la cuna musical y cultural del Ecuador
  








domingo, 9 de julio de 2017

Los docentes ganadores del Concurso de la UNL y su batalla jurídica final por la Academia lojana



El CES prorrogó la Intervención de la Universidad Nacional de Loja, por un año más. El drama de los docentes ganadores de un concurso de méritos y oposición convocado por la CIFI-UNL, que representa al CES en la Universidad Nacional de Loja, y que tuvo como duración alrededor de 7 meses, (marzo-septiembre 2016) continúa hasta la actualidad. 

Este concurso de méritos y oposición fue convocado en el mes de marzo de 2016 por la CIFI-UNL que presidió Tomás Sánchez Jaime hasta el 28 de septiembre de 2016. Fue aprobado por el CES en el respectivo Plan de Intervención y era una de las acciones necesarias para poder continuar en categoría B, según las directrices de evaluación del CEAACES, que califica el porcentaje de docentes titulares en la institución. Se convocó a concurso 350 plazas y participaron alrededor de 1400 personas. 

Como todos recordarán el Consejo de Educación Superior, decidió no continuar con la ejecución de acciones para incorporar a los 222 docentes ganadores del Concurso, que fueron declarados por el respectivo tribunal de méritos y oposición que estaba conformado por docentes titulares de la Universidad Nacional de Loja y la Universidad de Cuenca, que se encuentra en categoría A.  

Los docentes demandaron al Consejo de Educación Superior y la Universidad Nacional de Loja mediante una Acción de Protección para que se haga respetar su legítimo derecho a acceder a funciones públicas (Art. 61.7. CRE) y la seguridad jurídica. La Corte Provincial de Justicia de Loja les dio la razón y ordenó se terminen de ejecutar las acciones emprendidas para que ingresaran los docentes. Ahora el proceso se encuentra en la Corte Constitucional.

La actual CIFI-UNL ha emitido medidas urgentes para ejecutar estas sentencia, sin embargo el CES, una de las instituciones demandadas, no se ha pronunciado enfáticamente si sigue a favor o en contra del ingreso de los docentes, quienes tuvieron que renunciar a sus trabajos para incorporarse a la UNL. Por escrito debería acudir a la Corte Constitucional para expresar si se allana a la demanda o sigue contradiciendo a los demandantes, como lo ha hecho el Rector de la Universidad Nacional de Loja.

El CES señaló que uno de los motivos por los que el ingreso de los docentes no se podía realizar, era que no había sabido sobre el Concurso de Méritos y Oposición. Aquí les dejo el artículo 51 del Reglamento de Intervención que fue reformado el 24 de febrero de 2016 para expresamente se convocara a Concurso de Méritos y Oposición en la Universidad Nacional de Loja.    


De esta lectura surge una interrogante simple: ¿Acaso el CES desde que se convocó al Concurso de Méritos y Oposición, ya sabía que no se lo iba a poder terminar (ingresar a los docentes) porque no iban a poder o querer combatir el desacato de sus disposiciones por parte del Rector de la UNL? Entonces ¿Por qué crearon esta norma que se ha venido irrespetando constantemente? La respuesta a esta inquietudes las seguirán dando las acciones y el tiempo. 

Si el CES no encuentra el mecanismo jurídico sumado a la falta de voluntad política para hacer cumplir el artículo 51 del Reglamento de Intervención de Universidades, debería derogar esta norma si no está dispuesto a hacerla cumplir por el bien de las acciones que se ejecutan en favor de la UNL. Recordemos que uno de los deberes de los servidores públicos es hacer respetar y garantizar los derechos de los personas.

Seguiré apoyando un proceso que lo impulsamos y como repito no lo hicimos nosotros, sino que los implementó un Tribunal de Méritos y Oposición que lo conformaron prestigiosos docentes titulares de la Universidad Nacional de Loja y la Universidad de Cuenca. A los ganadores del concurso de méritos y oposición que en 20 años no se realizaba, este Tribunal de docentes no les regaló nada. Aún cuando los rumores de pasillo pretendan hacer creer lo contrario sin prueba alguna.

Y no olvidemos que para llamar a elecciones del máximo organismo de la UNL, las mismas que se desarrollaron el 20 de febrero de 2017, se permitió votar a los docentes que hayan trabajado al menos seis semestres en la institución y que siguieran haciéndolo. Que brillante!!! 

Otra vez se permitió que se condicionara el voto clientelarmente. Quien quería asegurar la plaza de empleo en la Institución a cambio de consignar el voto para los intereses de quién "sigue brindando esta oportunidad", era bienvenido. Esto sumado a que el Rector de la UNL desacató la Medida Urgente 136 dictada por la CIFI-UNL que disponía extender el contrato a todos los docentes que venían laborando hasta diciembre de 2016 y desvinculó a los docentes que se presumía podían no votar por tales intereses. 

Por ese desacato hasta ahora no existe sanción por parte del CES, pero si existe OCAS, que fue nombrado con la ayuda de los votos de los  docentes ocasionales contratados en enero de 2017.

Todas estas acciones implementadas por el CES, que es la institución que interviene a la UNL, recordemos no son aisladas, sino un conjunto de acciones que tienen un objetivo final. ¿Cuál es? deben determinarlo Ustedes, comunidad universitaria. 

El ingreso de los docentes, respetando sus derechos adquiridos, es el principio del fin de las prácticas clientelares que tanto daño han hecho a Loja.

Aquí pueden revisar los argumentos jurídicos que respaldan a los docentes ganadores del Concurso y que se presentaron al Consejo de Educación Superior